- BREVE HISTORIA DE UN DEPORTE DE CONJUNTO:
EL ATLETISMO-

7º Olimpiada Nacional. Iguazú 1999
CERRAR
   
IMPRIMIR
 

E l ideario colectivo, el reglamento comentado y el deporte amarillista consideran al atletismo como un deporte individual. Nada mas lejos de la realidad y del espíritu inmortal del Baron Pierre de Coubertain.

Lo cierto es que en las 7º Olimpíadas Nacionales de Profesionales en Ciencias Económicas en la ciudad de Iguazú, provincia de Misiones, a pesar del contenido geográfico del certamen, muchas de las especialidades se estaban desarrollando alende las fronteras, pues la ciudad brasileña de Foz do Iguazu ofrecía las instalaciones que la argentina Iguazú no poseia.

Es así que en las pruebas de pista y campo se compitió en una pista del “lado brasilero”, hecho menor incluso para los nacionalistas si se lo compara con que el hospedaje y ceremonias, cenas y todo lo demas se hubo de hacer tambien del “lado brasilero” para regocijo de los asistentes.

Sin embargo la prueba atlética final, la carrera de fondo de 3.000 metros damas y 5.000 metros caballeros se llevaria a cabo en un circuito en la ciudad del “lado argentino” delimitado por las avenidas Rio Iguazú y Tres Fronteras. Ambas avenidas confluían frente a la uníon de los rios Iguazú y Paraná, justamente en el punto Hito Argentino, que junto al Hito Paraguayo e Hito Brasileño da lugar a la zona llamada Triple Frontera.
Ver 1 en el mapa
En el lado opuesto el circuito se cerraba con una calle que unia las avenidas antedichas con la particularidad que el desnivel ligeramente ascendente que presentaba la avenida Tres Fronteras en todo su recorrido era abruptamente interrumpido con una tremenda bajada a partir de la calle de union. Ver 2 en el mapa y la linea violeta remarcando la calle.

Los corredores no tenian idea de estos repechos y al hacer el calentamiento previo recorriendo el circuito fueron radiografiando cada grado de desnivel para concluir con la sorpresa, ademas, que la largada se haria cuesta arriba sobre unos 300 metros de inquietante subida con partida casi en el vértice del Hito Argentino sobre avenida Rio Iguazú.
A esta altura de las circunstancias habia un atleta seriamente preocupado. Jose Luis Losada arrastraba una lesión en un tobillo y tenia calzadas sus zapatillas de competición Nike Korea.


Un modelo como todos los de competición que para ganar ligereza y peso, descartan estabilidad, proteccion talo-calcánea y amortiguación especialmente en el talón.

Como dijimos, la calle que unía las dos avenidas tenia que recuperar en un corto trecho el desnivel que acumulaba Tres Fronteras. Asomarse a esa calle era como asomarse a un precipicio. Jose, creyó muy poco probable que su tobillo herido resistiera los golpetazos del paso de competencia al bajar por esa via con tanta inclinación, sin el elemento vital que podría protegerlo: unas zapatillas que no fuesen de competición y tuvieran los sustentos de rigor con el talón estructurado y una suela de gran densidad amortiguadora.

El muchacho tenia pretensiones de podio y como para confirmar que el atletismo es realmente un deporte de conjunto, hubo un compañero del mismo equipo de corredores de Capital que, con objetivos mucho mas modestos, le cede espontáneamente sus zapatillas a Jose y se intercambian el calzado.

Ambos corredores con zapatillas cruzadas y el resto de participantes se dirigen al lugar de la partida.
El desarrollo fue exactamente el previsto por su dureza, el clima hostilmente húmedo y caluroso, el inicio de carrera cuesta arriba y la bajada posterior tremenda, amenazante, fatídica, hasta completar dos circuitos de 2,5 km.
Jose clava un segundo lugar en el training y mientras es reconocido en el podio no deja de mirar a su benefactor haciéndole una señal de satisfacción.

Unos meses después en la cena anual de deportes José se acerca a la mesa de su compañero y le regala la medalla que lo premiaba por la competencia, pero a decir de él:- es un premio al mérito compartido.
Ese compañero tan generoso se llama Marcelo Scaiano.

 
Crónica de El periodista Maltés
Nino Manfredini

.