- EL LANZAMIENTO NEGATIVO -
3º Olimpiada Nacional. Termas de Rios Hondo 1991
CERRAR
   
IMPRIMIR
 

E l año 1991 encontraba a los atletas del Consejo de Capital con la experiencia de dos juegos nacionales y uno regional.

La información acumulada en: automatización de técnicas atleticas, administración de situaciones familiares, estabilización en la memoria sensorial de las habilidades del ejercicio, peripecias emocionales, argumentos para evadir entrenamientos y otros todo lo contrario y flujos químicos adaptados para la acción fina del rendimiento muscular era una extraordinaria base de conocimiento que no obstante, no llego a campear situaciones equívocas en pleno desarrollo competitivo.

En esos años en el atletismo Olímpico "Consejero" confluian las disciplinas características de la pista, el salto y el lanzamiento.

Rodolfo Bastidas, atleta pionero en olimpiadas, asentaba sus cualidades en la carrera de fondo, pero luego devino en experto lanzador.
Hidalgo de la bala, el disco y la jabalina, supo sacarle el jugo a estos elementos para merodear entre las buenas marcas aunque sin lanzamientos extraordinarios.
La jabalina, para entonces, pasaria a ocupar un excesivo protagonismo en su vida atlética. Tenia una técnica con el implemento longilineo que aún admitia muchas mejoras, pero le bastaba para competir con solvencia y rendimiento.

Como todos saben, la jabalina se lanza en un movimiento enérgico del brazo, como un latigazo, previa carrera acelerada donde los ultimos 3 a 5 pasos se hacen perfilando el cuerpo para preparar el disparo con la consigna de no sobrepasar nunca la linea demarcatoria límite.
En el ultimo paso, la pierna contraria al brazo portador ancla en el piso y a partir de ahí se inician una serie de acciones musculares en cadena desde las piernas hasta desembocar en el latigo feroz. Todo esto con extraordinaria velocidad y tratando de evitar la anulación del tiro si alguna parte del cuerpo sobrepasa y toca el piso por sobre la linea de lanzamiento.
La distancia alcanzada se mide entre esta última linea y el lugar de clavado de la jabalina o donde su punta toca el terreno aunque no se clave. Hay otras implicancias técnicas y reglamentarias pero para describir la situación, con esta simpleza nos basta.

Era la 3º olimpiada nacional en Termas de Rio Hondo, las 6 rondas de lanzamiento se sucedian con relativa calma a pesar de la ansiedad de los lanzadores y la tensión manifiesta en las miradas calculadoras y las dimensiones de las yugulares.
Con dos lanzamientos válidos y uno nulo, Rodolfo se abria paso por la mitad de la tabla de registros.

Pero hubo de pasar lo inimaginable. Todos los testigos indicaron luego que jamás habian vivido algo semejante y no se conoce periodista que haya recogido y comunicado un hecho similar en ninguna competencia nunca jamás.

El hecho fue que presto a lanzar en su 4º oportunidad, Rodolfo inicia la carrera con la solidez acostumbrada, su paso era firme y la jabalina hasta parecia sentirse cómoda al ser transportada previendo la parabola ideal de un lanzamiento exitoso.
Sin embargo, algo paso entre el último paso y su precedente. Quizás el éter demasiado conmocionado, quizás Mefistófeles organizando un traspié, quizás un recurso extemporáneo de los intestinos de Rodolfo preocupados por otras amenazas.
Quizás nunca lo sabremos pero en ese momento dramático, el atleta tropieza, el pie trasero se lleva por delante a su compañero de vanguardia y provoca un último paso extremadamente corto y desestabilizante.


Los pies de Rodolfo ya habian aquietado su andar mientras el resto de su cuerpo proseguía en trayectoria con curso hacia el piso. Pero el lanzador sabe por viejo y apoyándose en la jabalina y sin soltar su empuñadura, la clava antes de la linea de lanzamiento para evitar la tragedia y conseguir mantener la posición bípeda, sin que deba dar por tierra ninguna otra parte de su anatomia.

Sorprendentemente los jueces dan por válido el lanzamiento. Rodolfo seguía tomado de la lanza con su punta enterrada muy cerca de la linea, cuando los registros daban cuenta de un lanzamiento 0,24 metros negativo o un -0,24 mts.

Lo ocurrido, ocurrido fue y yace en los anales de la história oculta para gloria exclusiva de sus protagonistas.

SECUENCIA GRAFICA DEL LANZAMIENTO NEGATIVO


CARRERA DE APROXIMACION


TRASPIE


MARCA


Esta circunstancia fue debidamente acallada por la Asociación de Jueces de Atletismo y su publicidad celosamente anulada tambien por el Circulo de Lanzadores de Jabalinas por temor a una represalia de Al Qaeda.
Las Federaciones se llamaron a silencio.

A partir de ese hecho y preso de su instinto de superestrella, el gran Rodolfo Bastidas buscó vanamente nuevas situaciones disparatadas donde descollar como único referente.
Por su obsesión para salir del anonimato una vez intentó lanzar la bala con recursos basquetbolísticos, dos piques y entrada en bandeja, pero fue descalificado y suspendido por 6 meses.
Rodolfo aludia casualidades, tratando que sus movimientos resultaran espontáneos, cosa que efectivamente nadie creyó cuando en un lanzamiento de disco, simuló una distracción y en un error premeditado toma un paquete de discos para empanadas Bertolini. El tiro ni siquiera se acercó al record Pakistani de lanzamiento.

 
Crónica de El periodista Maltés
Nino Manfredini

.