CERRAR
   
IMPRIMIR
    REPORTES Y CRONICAS
- SANTO TOME -
3º FECHA, TORNEO MISIONERO DE AGUAS ABIERTAS,
16 DE FEBRERO DE 2008
   
     
     
 
REPORTES Y COMENTARIOS DE:

Karina Januszewski
Evangelina Rodeles
Sebastian Oliva
Jose Luis Losada

 
 

  • KARINA
  • Hola a todos!!!!

    Mientras me sigo sacando la espuma del sábado a la noche les paso mi reporte:

    Viernes 20:45hs Retiro

    Subimos los que faltábamos para partir rumbo a Santo Tome, Eva, Marce T., Ceci, Yoly, Sebas y la que escribe. Charla, cena, y fotos comprometedoras que ya estarán publicadas en la web como corresponde, el viaje de ida paso sin pena ni gloria….me la pase toda la noche dando vueltas, tratando de encontrarle la posición a mi espalda para que no me doliera tanto….el dioxaflex que me tome fue como agua, de haber sabido me tomaba un blanco, me hubiera hecho mejor efecto.

    Sábado 8:00hs Santo Tome

    Llegamos como todos los años a Santo Tome, sacudidos por la azafata ya que todos estábamos en coma….al llegar a las cabañas, sabíamos, aunque Carloncho quiso esconder esa información, que en la cabaña 1 tenia lugar para 2 personas, así que hacia allá fuimos!!!! Algunos se quedaron desayunando, yo sólo quería dormir algooooooo, así que me tire un par de horas y después me fui a desayunar, y luego a seguir durmiendo jaja.

    Tipo 11hs vino Viviana de Mercovia para avisarnos que en el club de donde se partía la carrera, iba a haber un almuerzo de fideos por la comeptencia, así que le dijimos que nos reservara lugar. Lo que no tuvimos en cuenta son los tiempos de la gente de provincia, al llegar al club se demoraban tanto en servirnos que íbamos a tener que nadar con el plato en la mano, así que decidimos suspender los fideos y entrarle a un par de empanadas que me acordé de ellas en algunos tramos de la carrera….

    A diferencia del año pasado, será que eran menos competidores, no se pero no se demoró tanto la salida al punto de partida de la carrera.

    Uno de los organizadores, conocido como Chifla, ya nos tenia junado del año pasado por la mala experiencia que habíamos tenido, así que nos tenia reservado una piragua para cada uno. Elen y Marce pudieron ir de acompañantes de las piraguas, y Ceci no se como se buscó un bote para poder ir también.

    Para la partida, nos llevaron en una lancha tan linda que a mi menos ganas de nadar me daba, mas vale quedarme ahí a dar un par de vueltas, hasta música tenia!!!! Pero bueno, estaba Elen en el bote, no me dejo quedarme, snif…..

    La salida fue a las 16:20hs. Cada uno con su piragua, la mia estaba en camino porque Ceci salió más tarde con el bote, cuestión es que me busqué una piragua para salir porque sino tenía que encarar el viaje sola y me iba a ir para Sao Borja.

    Con Sebas dijimos de nadar juntos, y así salimos. Pero a los pocos metros ví que estábamos enfilando para la orilla brasilera y el resto de la gente ya había rumbearo para el medio del río, así que le avise que estábamos un tanto equivocados y ahí aparecieron nuestras piraguas, cada una se puso al lado y ahí mismo lo perdí a Sebas, no supe nada más de él hasta la llegada.

    A los pocos km de empezar se me acerca Ceci con el bote, entonces la piragua me abandona y seguí con mi co equiper. Al principio tuvimos un par de problemas de logística, Ceci me gritaba y yo no escuchaba nada, el bote se me ponía atrás o mas adelante, o yo me acercaba demasiado y no sabia que los remos eran demasiado largos, pero ya por la mitad del camino ( creo…) la cosa anduvo mucho mejor, no tenían que hacerme tantas señas porque yo seguía la punta del bote, me corría cuando lo veía cerca, y pare un par de veces para saber cuanto faltaba.

    En un momento, ya estaba repodrida de bracear y bracear, y veo al del bote refrescándose y tomando agua….ahhh nooooo pensé, yo nadando como una perra y este mira que bien que la pasa…..grrrrr…..cuando llego le pego jaja!!!!

    La verdad que se me hizo dura la carrera, por momentos interminables. La corriente no la llegue a sentir casi nada, se notaba que no había. La espalda no me jodió tanto, pero me bajaba el dolor a la pierna izquierda que no me dejaba patear comoda. Pero bueno, en estas carreras es mas brazo que pierna con lo cual no me preocupe.

    Me acorde taaaanto de Yoly cuando me dice: pensá en algo, armate una historia….pero no me podía concentrar demasiado porque en cuanto me iba, también lo hacia hacia alguna orilla, decidí dejar los cuentos para mejor ocasión….

    Cansada de nadar y sin tener noticia de en que km de la carrera estabamos, Ceci me grita que faltaba 2km!!! Especulé que eran menos mts. por tratarse del río, pero no, fueron como 200km, no llegaban mas!!! Al buen rato me tira un “ 800mts”, ahí divisé la “boya” a la cual había que tocar para llegar, pero me di cuenta que estaba tirada mas para la orilla izquierda, con lo cual empecé a nadar como para perpendicular a la orilla derecha, porque sabia que la corriente tiraba para la otra y elefecto haria que llegue sin pasarme. Me costó taaaaantoooooo….que casi me paso, otra vez me agarré de la punta de la boya, y llegue!!! Ahí mismo me lo encontré a Sebas que también llegaba, una lastima no haberlo visto en toda la carrera para nadar juntos.

    Si bien me costo muchísimo, me pareció larga porque obviamente lo fue, tarde 1.13hs, pero me encanto!!!!! Es una de las pocas carreras donde tenés la oportunidad que te acompañe una piragua; en mi caso tuve coequiper que fue como si estuviera nadando conmigo porque sufrió a la par mío toda la carrera, y no lo digo por el botero turro que no me tiró ni unas gotas del agua que tomaba.

    Al llegar, había ensalada de frutas casera, cosa que me encanta así que el cierre de la carrera no pudo ser mejor!!!!

    Con Ceci buscamos al remero para agradecerle la paciencia que nos tuvo, y parece que anduvieron de gran charla porque el muchacho nos dijo que viajaba de vez en cuando a BA. Ceci, ya tenés con quien salir a practicar remo y el año que viene mejoramos la performance jeje….

    El resto del viaje, carnaval con espuma a mas no poder ( háganme acordar que el año que viene le diga a la gente de Mercovia que no nos reserven lugares en el corso con ellos…..), pileta del club con un sol espectacular, y una estadía muy relajada….

    Colorarios:

    - Estoy armando mi CV, porque después de los acontecimientos sucedidos con el director de Mercovia en e corso, no creo dure en el laburo mucho mas de esta semana…..
    - Impagable la vista de la pileta dando al río, me quedo esa imagen grabada….
    - La pile de las cabañas también tienen lo suyo, lástima que se me cortó el chorro…
    - Sigo pensando en donde tenían los guardavidas de la pileta el silbato….
    - Una carrera dura, pero la haría todas las veces que se haga.
    - Voy a elegir siempre como compañerita de cuarto a Eva a ver si ligo que haga también mi cama jeje.
    - Con Yoly todavía no hicimos las pases, porque todavía no logramos escuchar lo que le dice una a la otra….
    - Hoy empecé la dieta, como comí…
    - Para mi, se terminó la temporada de aguas abiertas, ahora voy x las de pileta!!!!!!

    Como siempre gracias:

    - A Elen, que mas decir a lo que ya esta acostumbrada a que le digamos todas las veces que nos toca vivir estas travesías.
    - A los que nos acompañaron y a los que no fueron, también estuvieron presentes deseándonos suerte, mandándonos msj, mails, es muy lindo contar con gente tan linda!!!!
    - Un agradecimiento muy, pero muy especial a Ceci, mi coequiper que sufrió la carrera conmigo como si la hubiera nadado.
    - Los de la cabaña 1 que los molestamos a las 8hs de la madrugada del sábado y nos abrieron taaaaaan amablemente la puerta para que podamos dormir.
    - A Gise, TE EXTRAÑAMOS!!!!!!

    Si me olvido de algo ezzzz porque todavia no me dezzzzzperté. Espero que leerlo en algún otro reporte.


  • EVANGELINA
  • hola a todos. mi reporte no es muy reporte, porque estoy liquidada!! jaja igual tengo para decir:

    que me quito el sombrero con la coequiper que me toco Marce Troncoso que fué la única responsable que yo haya llegado y en un tiempo que me pone muy contenta. si no estaba ella, no diría alentándome, mas bien gritándome cada vez que bajaba el ritmo, hubiese hecho toda la carrera a mi ritmo, que bue, es un poco distinto, jaja,. Creo que me la mando Elen, debe haber sido así. PERO GRACIAS MARCE, MIL GRACIAS TE DEBO LA CARRERA TOTALMENTE A VOS!!!!!!!!!!!!!!!
    cuando en el momento de partir me entero que iva con ella, vi la oportunidad recién ahí de hacer una carrera por lo menos decorosa, y así fué!!!!!! Ya Lili la pidió para el año que viene, y como no soy egoista la voy a compartir. La otra opción es que le preguntemos a ella que prefiere, o no le preguntamos nada y nos la disputamos directamente.....
    que se la extraño a Gise, es verdad
    que estuve un poco mas con Yoli y me encantó
    que me encanta como me tiene junada Elen
    que espero tener otra oportunidad de viajar, y que me toque con Lili y no cambiarme!!!! jaja
    que me encantará volver a dormir con Kari, pero ni a palos te hago la cama, jaja
    que me encanta este grupo humano, y estoy chocha de la vida de estar con uds.

    beso grande, Evan y su minireporte.


  • SEBASTIAN
  • Sebastian preparo un Power Point intitulado "Santo Tome - material censurado", que pesa 5 mb. y no es posible obtenerlo de esta pagina.


  • JOSE
  • MINI REPORTE, SANTO TOME 2008

    Ante todo quisiera aclarar que este fue un excelente viaje. Démonos por afortunados gozando el maravilloso grupo de nadadores, entrenadores y asistentes que se ha forjado.

    Este reporte esta pensado para el repaso de los que estuvieron y para explicar detalles a los ausentes. Ademas, tal vez, mis estereotipos sensoriales han ido un poco mas lejos que en otros reportes.

    El traslado de ida (tambien el de vuelta) fue cómodo y por demas aceptable. El grupo de vanguardia llego el viernes 15 de febrero a la 6:30 am sobre el acceso a la ciudad de Santo Tome (S.T.). Los bus descargan sobre la ruta pero no ingresan al poblado a pesar que tiene una terminal.

    Entre estos seis adelantados estabamos Elena, Cristina, Alejandra, Lili, Carlos G. y el suscribiente. Apenas arribados noté que eso del calentamiento global no era en joda apareciendo S. T. como prueba piloto.
    Esperamos un par de horas hasta disponer de las cabañas. Luego merodeamos por el lugar y tomamos contacto con gente de la empresa Mercovias (nuestro sponsor) que nos facilitó todo lo imaginable para nuestra permanencia en suelo correntino.

    Habiamos dispuesto pasar la tarde en el Club Social, un hermoso paraje con instalaciones deportivas, sencillas y estupendas. Este club es la extension obligada a nuestra estancia en S.T. pues no hay otra atracción excepto el pequeño casino.

    Soy ávido de hurgar los orígenes del suelo que piso y del aire que respiro.
    Les cuento: S.T. es una ciudad a orillas del Rio Uruguay que tiene un puente internacional que la conecta con Sao Borja de Brasil. Ese puente fue contruido y es administrado por Mercovias (recuerden, nuestro papá en estos pagos).
    Su tierra tiene el rojizo caracteristico de la herrumbe geológica misionera. El calor es importante y el clima cambió en los últimos tiempos a tropical, merced a la humedad acrecentada.

    Husmeando en la historia me entero que S.T. fue una de las primeras ciudades del territorio argentino. La version oficial dice que fue fundada como una reduccion jesuitica en 1632 como Santo Tomas Apóstol, tras la iniciativa misionera de Hernandarias.
    Fue reubicada en su actual sitio en 1738, por los constantes ataques de badeirantes.
    Sin embargo, la clase resistida y adicta al fabulario de S.T. me transmitió esta otra versión:
    En el siglo XIX vivia un muchacho natural de S.T. llamado Jaime Goldstein, cariñosamente apodado Totomé. Era monaguillo de la iglesia de San Mateo, cuyo párroco resultó un personaje pícaro y mujeriego pero un excelente evangelizador.
    Totomé tenia 20 años y mostraba signos de una inocencia inusual y una pubertad extendida. Por ese tiempo, una asidua feligresa sin vinculaciones quedó embarazada. Las silenciosas sospechas podrán imaginar a quien le daban la paternidad, pero el elenco dirigente acusó a Totomé de haber mojado la galletita y cargó con una paternidad apócrifa, cosa que el joven no desmintió merced a su asombro, bondad y parsimonia.
    Eran los dias de la guerra de la Triple Alianza que convocaba a alistarse casi por la fuerza. Allí fue el pobre Totomé. Pero fue rechazado del ejército porque el cuerpo de galenos descubrió que no tenia testículos, vaya a saber porque causas congénitas.
    El parroco exclamó - ¡ milagro !, mientras señalaba a la preñada en su séptimo mes y se secaba el sudor de la frente, a la vez que el obispo proclamaba con entusiasmo la beatificacion de Totomé que fue elevado a la categoria de Santo en una encíclica de necesidad y urgencia por el vaticano. Y el milagro operó un nombre homenje: San Totomé.

    Pero verdades o mentiras, lo cierto es que a punto de trasladarnos al club a bordo de la combi se largó una lluvia padre. Partimos igual buscando un lugar donde almorzar y a sugerencia del chofer paramos en la parrilla “El Lazo” con promesa de buen pescado.
    Eulogia, la mesera, sugiere lo habitual: pacú asado, milanesa de pejerrey o milanesa de tararira.
    Amalaya los presentes: - ¡ Milanesa de Tararira !. Probamos de todo pero la tararira se llevó los mayores elogios y quedó como un emblema en el sorprendido grupo de comensales.

    Regresamos a las cabañas a dormir una profunda siesta, mientras la lluvia continuaba. La cena fue con unas pastas caseras exquisitas, que ya son costumbre en las mismas cabañas que nos alojan.

    Y aquí comienza el casancio de torneos, trasnochadas y desacomodos en el asiento del micro:
    A las 7 am del sabado el complejo se despierta con el cuchicheo del arribado grupo restante, Karina, Marcela T, Evangelina, Yolanda, Cecilia y Sebastian.
    Valga la aclaracion y la redundacia: Marcela C, es Marcela Crisafulli y Marcela T, es Marcela Torta de Nuez.
    No tenia otra alternativa, me levanto y voy a desayunar. A partir de ahí algunos recien llegados invaden cabañas ajenas buscando horizontalizar sus pensamentos y protagonizando posteriomente un entrecruzamiento entre pasajeros y cabañas negociando los espacios y el ancho de las camas.

    Esperamos hasta las 12:00 hora prevista para partir al lugar de competencia. Llegamos al Club Social con mucha anticipacion. La organización del evento se mostraba tranquila y ordenada. Anuncian el retraso de la largada, cosa habitual en estos torneos, mientras los nadadores se relajaban en la pileta del club o recostados bajo alguna sombra.
    Llegada la hora, bajamos la barranca hacia el rio y nos embarcamos 6 km. rio arriba hasta un lugar llamado Pozo de las Bogas. Nos asignan una piragua de asistencia a cada nadador. Los siete delfines estabamos listos para la carrera (Karina, Lili, Yolly, Evan, Sebastian, Carlos y Yo), mientras Elena y Marcela T. iban de asistentes en la piraguas y a medio camino en el rio, Cecilia compartia un bote de remo que finalmente también asistió a los nadadores.
    Alejandra, abnegada, permaneció en la llegada sobre la orilla al pie del Club Social, mientras Cristina quedó en la cabaña por una dolencia pasajera.

    Prestos a largar, Evangelina no queria nadar sola y me invitó a acompañarla. Acepté la invitacion y la alerté que en este tipo de competencias es facil perderse por los rumbos, rutas y velocidades que toma cada uno, pero ademas, y me cuide de anunciarlo publicamente, no sabia si Evan se me iba a adelantar, precavido y teniendo en cuenta mi estado de pobres entrenamientos, por si tenia que ver a mis compañeros desde los últimos lugares de la carrera.
    Igualmente salimos juntos y continuamos durante un buen trayecto asi hasta donde pudo mi orientación. Luego la perdí o mas bien me escapé de los gritos estremecedores de Marcela T. que asistia a Evangelina desde la piragua y me dediqué a perseguir al pelotón de punta que se alejaba cada vez y en una proporción igual al cubo de mi distancia recorrida. Ese detalle matemático no fue impedimento para continuar persiguiendo al peloton de punta.

    Mi piragua me seguia “al lado” y demasiado cerca, tanto que la popa se encimó sobre mis piernas. Paré y flotando en el lugar casi cacheteo al piraguero al que indiqué que me siga por fuera y atrás de mi ruta, pues estaba mas pendiente de eso que de la carrera.
    Mientras tanto el pelotón de punta (y todo el resto) se alejaba cada vez mas y la piragua de Evan que era lo que podia ver mejor, me seguia a escasos metros.

    Estaba nueva y ordenadamente en carrera, por cada respirada veia nubarrores a los lejos.
    Los refusilos me distrajeron un poco, justo cuando me estaba despreocupando de las advertencias de Carlos G. respecto de los chupa-chupa subfluviales.

    En eso, confusamente, una luz potentisima se clava en mi espalda y como un gran iman me levanta hacia el firmamento. En un pestañeo me encuentro dentro de una nave espacial, abducido por extraterrestres. Uno de ellos frente a mi, un ser bajo, muy feo, velludo, gentil y con unos pectorales flacidos que le caian frontales hasta tapar lo que serian las rodillas, parecido al Pombero, ese duende guaraní de la leyenda popular.
    Sin embargo no sentia temor, quizas por la habilidad parapsicológica del E.T. de transmitir tranquilidad propia de mentes desarrolladas o porque sus formas me parecieron familiares a las de mi vecina del 1º “C”, una simpática jubilada.
    Paneo a mi alrededor y veo a otros abducidos. el Sargento Cabral y Pedrito Rico jugando al dominó y en un rincón, detrás de un caballete, Marc Chagall pintando este encuentro surrealista.
    Despues no se lo que sucedió, en un instante me depositan otra vez en carrera como si el tiempo no hubiera transcurrido, tan correctamente que ni siguiera me acercaron unos metros ni me hicieron mas joven. No, los turros me dejaron justo en el mismo lugar con la misma brazada lenta, cadenciosa y lánguida.

    Pese a mi falta de agua llegue bien y entero luego de 1:15 hs. de nado. Me precedieron Yolanda, Sebastian y Karina en ese orden. Y el resto llego cerquita mio, Evangelina, Lili y Carlos G.
    Mucha gente en la llegada aplaudiendo a los nadadores. Al borde del rio me esperaban Elena y los recien llegados, luego salude a mis piragueros, tome agua y me sacudi una rica ensalada de frutas.
    Hubo premios para todos, asi que entre el primer escalón y el tercero el podio se llenó de Consejo.

    Tras esto, esperamos a la combi al borde de la pileta del club. Como nos tienen acostumbrados, la gente de Mercovia nos trajo una factura exquisita y ahí nomas mateamos junto a la tan famosa torta de nuez de Marcela T.
    Si hay algo que me tienen que creer es cuando digo “factura exquisita”.

    De vuelta a las cabañas y a cenar con las mismas pastas y platos sencillos pero muy sabrosos del complejo como preambulo de lujo a una noche determinante.
    A las 12 pm nos fuimos pal’corso de S.T.

    Atravesando las calles céntricas, Sebastian menciona lo tranquilo del lugar y toma como ejemplo una pareja que estaba cenando en la calle. En la vereda misma apostados en una mesa y tratando, seguramente, de mitigar el calor.
    Lo tengo muy presente porque al dia siguiente escucho una noticia escalofriante en TN Noticias, como contraste a la paz publerina que disfrutamos.
    El relator mencionaba que en Gonzalez Catan dos ladrones robaron a una matrimonio que, justamente, estaban cenando en la vereda. Los damnificados son Amalia y Romualdo Garibotti; ella, ama de casa; el, caminonero de Cantarini tambien conocido como el “negro tres plomos”.
    Estaban cenando milanesa de tararira, cuando son sorprendidos por los malvivientes quienes les sustrajeron la mesa servida, las dos sillas, una radio Spica y una guirnalda en girones, a medio colgar de la última navidad.
    Antes que los ladrones escapen, la radio cantaba un gol de Villa Dálmine sobre Cambaceres, que terminaba el partido un gol abajo sobre la hora, Los cacos, fanáticos de Cambaceres, se enfurecieron y presos de ira no solo robaron sino que violaron a Romualdo Garibotti con la milanesa.
    Horas despues, los ladrones fueron atrapados con los objetos robados y rebozador en las braguetas. El Sr. Garibotti se manifestaba entre sollozos ante las cámaras. No aducia dolor, sino falta de sal en la milanesa, demostrando un paladar muy fino.

    En el corso, Mercovias alquiló un estrado armado en una bocacalle de la arteria principal para su personal. Allí nos recibieron, donde la vista era inmejorable al paso de las comparsas. El armazón de vigas y tablones escalonados tenia sillas y mesas. El dueño de la empresa, gentilmente, nos indica un par de mesas disponibles, ubicadas arteramente en los confines del estrado, de modo que el empresario y sus compañeros de trabajo se dedicaron a descargar una furibunda artilleria de nieve artificial sobre nuestras nadadoras modelo sin lugar a escapatorias. Y vuelta a vuelta, alguna traviesa también nos embocaba a los varones.

    Les cuento que hay cuatro comparsas en S.T. y desfilaron en este orden:
    Colón, la mas humilde de las tres. Las carrozas eran tracción a sangre, empujadas por los que no entraron en el casting de desfilantes.
    Marabú, representante de la clase patricia Santo Tomeña, carrozas con comando 4 x 4 y buen despliegue.
    Fon Fon: pareceria la comparsa emblematica de S.T. En este canaval cumplia 50 años de existencia y asi lo hizo saber. Con ornamentos y vestimenta alusiva, era la mas numerosa y muy bullanguera. Como homenaje a antiguos componentes en este cincuentenario elevó considerablemente el promedio de edad de los integrantes, desde ya disfrutando arrugados y felices, animándose al desfile entre brillos y purpurinas.
    Ipanema: no hay testimonio porque no la vimos. Eran la 4 de la mañana y estabamos agotados de la jornada y rebasados de espuma (nieve y cerveza, pura espuma).

    Regresamos a las cabañas.

    Aunque antes, quisiera participarles de un hecho extraño. Estando yo en plena algarabia al paso de la comparsa Fon Fon y alojado en lo alto del tablado, escucho que me chistan por detrás. Me asomo y sobre el vacio al pie del andamio el mismísimo ser horrible que me secuestro en su nave me decia en voz bajita y latosa: - i ti fon jon . . . i ti fon jon . . . (sic).
    - La puta, dije, no puede ser, esto solo pasa en las peliculas. Yo disfrutando la noche y este que quiere hablar por telefono a la casa.
    Pero en una voz valiente, gruesa, legible y profundamente lunfardo-castellana el extraterrestre me responde: - No boludo. E.T. Fon Fon, subime al tablado que quiero ver a la comparsa.

    El dia domingo despuntaba soleado y muy caluroso. Me levante a las 9:30 asegurando el desayuno, mientras varios otros dormian la mona del sabado.
    A las 12 nos fuimos todos al Club Social donde nos esperaba la pileta y un asado de agasajo. Aproveché para trotar un rato por el magnifico cesped pero el calor agobiaba y era mas prudente compartir la pileta.
    La pasamos joya. A la tardecita otra mateada, mas torta y la compañía de la gente de Mercovia que nos despidieron hasta el próximo año.
    Regresamos al complejo, era la tarde y de tres cabañas nos quedamos con una. Mas barato es por docena y los doce en una cabaña, sin lamentar heridos ni embarazos, aunque se planteó una lucha estratégica por la única ducha disponible, pero todo se resolvió ordenadamente.
    Y estuvimos de vuelta, cagados de sueño y de calor, pero contentos.

    Jóse (con acento en la ó)

    BIBLIOGRAFIA:
    Breve historia Argentina, de Rosario para arriba. - Feliz Luna, Sudamericana, 1966.
    101 maneras de cocinar la tararira – Petrona C. de Gandulfo, Paidós, 1955
    Ahijuna, se vienen los ovnis. Volumen 8 – Fabio Zerpa, Zerpa ediciones, 1995.
    Visitá Corrientes y ganate una licuadora. – Folleto de la casa de Corrientes en Bs.As.
    Adermicia “A”, pomo por 120 grs. – Prospecto farmacéutico.
    Contá y hacé que te crean. – Jorge Bucay y Carlos Menem, Ediciones Radio 10, 2001.

    .